CriticaEstrenosFestival Internacional de Cine de Mar del PlataTerror

Lycanthropie. Teddy de Ludovic Boukherma y Zoran Boukherma. Crítica

Sangre, aullidos y mucho humor en el Festival internacional de Mar del plata.

Imposible no comenzar este texto con unas melancólicas líneas que rememores la vivencia presencial del festival. Si bien este año se realiza de manera online y gratuita, la experiencia de la trasnoche del Ambassador 1 que acarrea la sección Hora Cero resulta irremplazable. Comenzando horas antes de la media noche, donde su fiel séquito de admiradores se reunía para hacer la cola, esperando saciar sus ansias de hemoglobina, terror o superacción. La sala siempre está impaciente de ver entrar a Pablo Conde para presentar la película. Reírse a carcajadas por algún grito ocurrente y olvidarse del cansancio que genera salir de una sala de cine a las dos de la mañana, dormir algunas horas y volver a comenzar la maratón a la mañana siguiente. Algo similar hubiera sucedido presencialmente con Teddy de Ludovic y Zoran Boukherma, esta película de hombres lobo francesa como la torres Eiffel. 

En una pequeña localidad de la campiña francesa vive Teddy, el paria del pueblo. Dejó la escuela y dividió su tiempo trabajando en una sala de masajes, salir con su novia y cuidar a su tía. Un día tras delimitar el terreno donde planea construir su casa, descubre una escena del crimen donde un rebaño de ovejas fue brutalmente asesinado. Horas después es mordido por un lobo, convirtiéndose así en una criatura de la noche esclava de los ciclos lunares.  

La narración comienza con una estructura digna de una comedia – dramática, empero a lo largo de la misma, la comedia irá disminuyendo para dejar paso al terror y a un gran final dramático. Los directores conscientes de sus virtudes y limitaciones, optaron por mantener en las sombras al monstruo. Como hiciera Spielberg con su gran tiburón blanco muchos años atrás. Quitándole al espectador el gusto de presenciar una transformación licantrópica, de esas que John Landys dejó tan marcadas en nuestras retinas en Un hombre lobo americano en Londres. 

Si bien se notan homenajes a clásicos del género americano de los 70 u 80 (directores como Wes Craven o elementos de Stephen King), no podemos decir que es una más de ellas. El tratamiento de las formas es claramente francés, incluso su humor también lo es. Generando así un producto propio, de fuerte pertenencia al viejo continente. 

Así como una baguette o un croissant, tenemos una película de hombres lobo claramente francesa. Que se diferencia por su tratamiento de las formas de las demás. Digna de estar programada de la sección Hora Cero del Festival internacional de Mar del Plata.

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Así como una baguette o un croissant, tenemos una película de hombres lobo claramente francesa. Que se diferencia por su tratamiento de las formas de las demás. Digna de estar programada de la sección Hora Cero del Festival internacional de Mar del Plata.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios