La película dirigida por Dorota Kobiela y HugnWelchmanque se destaca por dos aspectos, por un lado, su apartado técnico es el logro de 125 artistas cuyo compromiso los llevo a pintar a mano y al óleo cerca de 62.000 cuadros, los cuales dan como resultado una hermosa obra de la animación. por Aurelio Quiñones

Por otro lado Loving Vincent es un fantástico ejercicio narrativo en el cual los realizadores saben apropiarse a modo de homenaje de muchas de las obras de Vincent van Gogh y así poder hilar una historia en la cual a lo largo de hora y media de duración presentan toda una gama de personajes cuya mirada presentan un modo particular de entender al artista y a su vez lo doloroso e incomprensible que resulto su muerte.

Pero en este conjunto de distintas versiones y opiniones sobre un mismo acontecimiento cada personaje le revela como única constante de la historia el amor de dos hermanos y si bien esa podría resultar una sutil obviedad, la historia del film no se reduce solamente a mostrar a Van Gogh como un artista turbulento e incomprendido, la historia de esta maravilla de la animación es también la historia de Theo van Gogh y de su cariño incondicional.

Loving Vincent no es solo es el resultado del trabajo y perseverancia por parte de sus directores y el equipo de ártistas, como obra de ficción es además una realización que habla del dolor, la perdida, el amor y sobretodo de la familia.

TRAILER OFICIAL DE “LOVING VINCENT”

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *