Lourdes Mansilla interpreta a “Alenka”, la hermana menor de Raquel, en la novela que hoy es un éxito indiscutido: “Argentina Tierra de Amor y Venganza” (Atav) por la pantalla del Trece. Entre risas y una charla súper relajada, le preguntamos de todo a la actriz oriunda de Zárate: qué pasará con su personaje, cómo se siente trabajando con la China Suárez, qué le gustaría que suceda luego de su paso por la novela, y mucho más de su presente soñado… Imperdible nota con la “polaquita” en Cine Argentino Hoy.

 

¿Cómo es tu personaje en la novela?

Mi personaje es Alenka, una joven de 15 años que en su país, tanto ella como su familia, están sufriendo mucho por todo lo que está sucediendo. Extrañaba mucho a su hermana mayor (Raquel) y el reencuentro fue muy dramático. A ella también la hicieron venir a Argentina, como a su hermana, diciéndole que va a tener un mejor futuro, que va a verla, que van a estar juntas y tranquilas. Sin embargo, nada es como lo pensaba: está muy contenta de ver a Raquel, pero a la vez, las cosas fueron muy diferentes a lo que le prometieron.

 

¿Cómo fue el casting para el personaje de “la polaquita”?   

Tuve que hacer una escena de reencuentro en español. Si bien la novela todavía no estaba al aire, ya sabía que la China Suárez iba a ser de polaca, y que yo sería su hermana. Pero en el casting, me dijeron que lo importante era ver cómo actuaba y me expresaba. No tuve que hablar en polaco, pero les dije que no tenía problema, que me encantaba la idea y que me parecía hasta muy divertido de aprenderlo a modo de desafío.

 

¿Te costó aprender a hablar polaco?

Tuve que aprender a hablarlo con el paso de las escenas, por suerte hubo una traductora (Krisha), que viene de Polonia así que sabe hablar perfectamente: es una genia, un amor, y me tiene mucha paciencia. Entonces, hay palabras que, por ahí, preferimos cambiarlas porque son muy difíciles sobre todo por la pronunciación.

 

¿La China (Suárez) te aconseja ya que también tiene que hablar en polaco?

La China me ayuda muchísimo. Me dice: “Si preferís no decir alguna cosa o decirla, yo te ayudo, o la cambiamos, no te preocupes”. Eso me tranquiliza. Ella sabe hablar perfectamente y eso hace que me sienta mucho más tranquila, más acompañada… La China es re-buena onda. Excelente como compañera.

 

“La China es re-buena onda. Excelente como compañera”.

 

¿Cuál fue la primera impresión que te llevaste cuando conociste a la China, o habías trabajado con ella anteriormente?

No, anteriormente no había trabajo con ella. La China me pareció una persona súper cálida, todo el elenco en general me recibió como una más. No grabé mucho todavía, pero me sentí bien y parte del grupo; se nota que entre todos se llevan muy bien y es un equipo muy lindo.

 

Se transmite esa buena onda de equipo y compañerismo que hay entre todos…

Sí, hay mucha buena onda. Hay un clima muy lindo de compañerismo tanto en la parte técnica como entre los actores. Eso está bueno, y es parte de que todo funcione bien y que sea un éxito, porque como vos decís, eso se transmite y está buenísimo. Estoy muy contenta de ser parte de Atav.

 

“Hay un clima muy lindo de compañerismo tanto en la parte técnica como entre los actores. Eso está bueno, y es parte de que todo funcione bien y que sea un éxito”.

 

¿Qué te pasó cuando te confirmaron que quedabas en el personaje de la “polaquita”?

(Risas) ¡Salté de la felicidad, me puse muy contenta! Me pasa siempre, pero sobre todo con este proyecto que es inmenso, enorme, que la gente ama. Iba a tener una participación chica, pero de todos modos estaba feliz, sobre todo, no entendía que iba a ser de hermana de la China Suárez… es muy hermosa.

 

Te habían dicho que ibas a estar por cuatro capítulos, pero seguís…

Me habían dicho que mi personaje iba a ser muy chiquito y ahora sigo grabando, así que estoy más que feliz. Hay mucho más Alenka; estoy muy contenta.

 

“Me habían dicho que mi personaje iba a ser muy chiquito y ahora sigo grabando, así que estoy más que feliz”.

 

¿Si tuvieras que definir con una palabra qué rol viene a ocupar Alenka en la historia? ¿Cuál sería?

¡Anzuelo! Me parece que está jugando mucho como un anzuelo para mantener a la polaca (Suárez) tranquila y manejarla, que esté en manos de Trauman (Fernán Mirás). No puedo decir más nada (risas).

 

Por el momento, tu personaje (Alenka) se presenta de a poco en la historia. Se habla de ella, pero…

Pero no se muestra, es un enigma. No se sabe dónde está Alenka, si en otro burdel… me encanta que la gente me mande sus hipótesis por Instagram, es muy divertido (risas).

 

Te llevo a otro terreno. ¿Es cierto que trabajas como “Community Manager” para dos empresas?

Si, así es. Intento aprovechar esta carrera como “Técnica en Marketing y Publicidad Digital”. Me gusta todo lo que son los medios digitales y ahora estoy con unas empresas, y la verdad estoy contenta con el resultado, me gusta; lo hago desde casa, me lleva tiempo pero me las arreglo bien.

 

¿Y en este momento estás haciendo las dos cosas a la par?

Sí, sí. Todo a la par (risas).

 

¿En el futuro cómo te vez: dedicándote de lleno a la actuación o compartiendo tiempo entre ambas profesiones? 

Mi principal idea es actuar. Soy actriz y es mi pasión. Es lo que más me gusta hacer en la vida. En este momento hago las dos cosas porque conozco cómo es esto: hoy tenés trabajo y mañana por ahí se te complica mucho, y tal vez pasado mañana tenés dos trabajos juntos de actuación… y entonces, no te podes fiar mucho. Es un zigzag, hay altibajos constantes. Por eso, me gusta tener algo paralelo.

 

“Soy actriz y es mi pasión. Es lo que más me gusta hacer en la vida”.

 

Leí en una nota que te gusta mucho ir al gimnasio, ¿es verdad?

Sí, pero tranqui. Lo que pasa es que justo me hicieron una nota y yo estaba en el gimnasio. Pero voy para mantenerme un poco, sobre todo para cuidar la salud. No soy fanática del gimnasio. Ahora, por ejemplo, con el personaje de Alenka interpreto a una niña de unos 15 años, y no puedo tener un cuerpo súper musculoso porque no va acorde al personaje. Voy para mantener la fuerza y la postura, pero especialmente por salud.

 

“No soy fanática del gimnasio”.

 

¿Y también te cuidas en la alimentación?

No, no, como de todo (risas).

 

Podemos decir entonces que comes de todo, pero te cuidas con el gimnasio…

Claro, es así. Tal cual (risas).

 

Te llevo a tus raíces. Cuando vas para Zárate, ¿qué te dice la gente del suceso de Atav, de que estás en la novela?

Todos amorosos. Todos buena onda, me paran en la calle o me dicen: “la polaca”; “cuándo vas a aparecer” o “te vimos”… Es muy gracioso, porque yo acá en la ciudad voy tranquila y no espero que me reconozcan, ni nada, y por ahí me dicen: “qué va a pasar ahora”; “dónde estás”. Hoy me preguntaron por ejemplo, cuánto se tarda en grabar un capítulo… por suerte hay muy buena onda. A la gente le encanta la novela.

 

“Hay muy buena onda. A la gente le encanta la novela”.

 

¿Dónde estás viviendo actualmente?

Ahora vivo en Zárate con mi familia. Mi hermano Lucio está viviendo en Capital Federal, porque trabaja allá; así que cuando tengo mucho laburo me quedo en su casa –le mandamos un saludo, gracias por hospedarme- (risas). Me encantaría irme pronto a vivir a Buenos Aires. Ahora me queda este año para finalizar una tecnicatura en Comunicación Social y pienso seguir la Licenciatura en Capital, así que estaría bien que me vaya para Buenos Aires.

 

Te pregunto sobre el futuro. ¿Tenés algún proyecto para cuando finalicen las grabaciones de Atav?

Por ahora no puedo contar nada. Lo único que te puedo decir es que estoy a full con Atav, que estoy muy contenta y que gracias a cada periodista que se acerca y me invita a contar un poco de mí y de mi personaje, me van conociendo, así que les agradezco mucho.

 

Eso significa que algún que otro productor te ha llamado para ofrecerte algo para más adelante…

¿Por qué lo decís? (Risas)

 

Porque estas en un éxito y eso visibiliza, da una gran pantalla para que te conozcan y surjan nuevas propuestas de trabajo… lo cual está buenísimo.

Tal cual, creo que la novela (Atav) abre muchas puertas así que lo voy a aprovechar lo máximo posible y ver ahora qué pasa en el futuro.

 

 “Abre muchas puertas así que lo voy a aprovechar lo máximo posible”.

 

La última. Si te lo propusieran, ¿te irías a trabajar en el exterior?

Sí, me encantaría. Me gusta mucho México, España, Italia. En estos países se emitió “Consentidos” en el cual trabajé en 2010; y tengo gente que me escribe, que me manda mensajes y digo: “Qué amables”. Me gustaría alguna vez probar suerte en cualquiera de esos tres lugares.

 

 

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *