El dramaturgo y  director de la obra Franco Verdoia retrata el mundo de una mujer con aparente “Síndrome de Diógenes”donde es Estado la obliga a deshabitar la vivienda en menos de 24 horas por un posible derrumbe y embargo de la propiedad. por Javier Erlij

Una madre junto a una torre de elementos constituyen el ámbito de la puesta donde en el plazo de un día una hija distanciada de su progenitora regresa a su pueblo natal para convencer a su mamá de deshacerse de lo que no le sirva junto al personaje de un ex novio bombero.

El texto de Verdoia fluye entre dos vertientes en el estado de esa madre que no se sabe si realmente está en su sano juicio o si el municipio del pueblo quiere desalojarla a toda costa para realizar un millonario negocio inmobiliario en su vivienda.

El rol de la madre está a cargo de la talentosa Silvina Sabater, la hija interpretada por la correcta Mónica Antonópulos y Diego Gentile componiendo con una riqueza de matices a un conmovedor bombero.Una cuidada dirección de Verdoia con un texto para disfrutar de principio a fin

Verdades no dichas, palabras encerradas entre cuatro paredes y personajes viviendo una vida que no es la ellas refleja en el caleidoscopio las diversas situaciones que ocurren en una localidad de la provincia de Santa Fé, donde reina el famoso dicho de “Pueblo chico, infierno grande.”

Calificación: Muy buena

Se puede ver en Espacio Callejón, Humahuaca 3759 los sábados de septiembre a las 18 hs y desde octubre los domingos a las 20:30 hs.

ENTREVISTA EXCLUSIVA DE CINE ARGENTINO HOY CON EL DIRECTOR Y LOS PROTAGONISTAS

 

 

 

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *