CineCriticaDramaEstrenosFestival Internacional de Cine de Mar del PlataFestivales

La depresión y la soledad. Crítica de “Angélica” de Delfina Castagnino.

Una propuesta arriesgada sobre la caída en desgracia de una mujer es la premisa de la película participante de la Competencia Argentina en el marco del 34º Festival de Cine Internacional de Mar del Plata. Por Bruno Calabrese.

Angélica está a punto de cumplir los 40. Está en crisis, su madre ha muerto hace poco y tiene que vaciar su casa de la infancia para demolerla. Está sola, su único contacto social con el exterior es su hermana, cuya única preocupación es vender la casa, tiene una hija que la llama pero a la que no le contesta la llamadas. El alcohol y la depresión en la que está sumida la llevará por caminos extraños.

Aprovechando a simple locación de una casa derruida, a punto de demolerse, la directora aprovecha el lúgubre lugar para construir un relato oscuro sobre el camino a la depresión, un descenso hacia los infiernos.

Las luces y las sombras le dan a la película el tono exacto para una historia sobre la soledad, el sufrimiento y el dolor. Una especie de thriller psicológico donde no sabemos si lo que sucede es real o es fruto de la siniestra locura de Angélica, interpretada por Cecilia Raineiro, en un papel arriesgado y difícil pero a la vez triste y doloroso.

“Angélica” es un relato asfixiante y depresivo, sobre la locura, la soledad y el abandono. Una casa y una mujer que se caerán a pedazos, que se irán demoliendo poco a poco hasta tener un trágico e inevitable final.

Puntaje: 80/100.

Funciones: martes 12/11 a las 19:20 y miércoles 13/11 a las 13:20 en el Cinema 1 del Shooping Los Gallegos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios