“Ya no hay tranvías en el desierto de Texas” de Laura Coton, con la dirección de Pato Azor y las actuaciones de Guido D’Albo, Mirta Mato y María Nydia Ursi Ducó. por Mariano Conter

Conmovedor es el libro de Laura Coton , que se le ocurre reunir a Blanche, Stella y Stanley, los personajes de “Un tranvía llamado deseo” de Tennessee Williams en la actualidad, en esta resurrección creativa los personajes se llaman Blanca, Estela y Estanislao
Blanca y su desequilibrio mental donde mezcla realidad y fantasía, pero sin alcoholismo, sino con adicción a las pastillas y su invitación a consumirlas como una solución a enfrentar el mundo de hoy.
Blanca y su seducción sexual, con su pasado marital y el peso de la elección sexual de su ex marido.
Estela con otra condición social a su hermana Estela, casada con Estanislao, un obrero de origen polaco, que en la actualidad busca alternativas a su condición laboral y representa la condición de los inmigrantes…. antes o ahora? En Estados Unidos o en nuestro país?
El pasado y el presente se entremezclan, con los recuerdos y el porvenir y lo económico tiene un gran peso, para consagrar el “sueño americano” o….. el argentino?, bajo la idea de un ser humano, que se transforma en un recurso intercambiable y descartable.
Todos sobreviven …. como nosotros? No sólo no hay tranvías, parece que no hay salida a la realidad.
Ya no hay tranvías…hay vivencias compartidas, transmitidas por tres actores maravillosos, que componen a sus personajes con profesionalismo y compromiso. María Nydia conmueve en la piel de Blanca, con gestos de desequilibrio, pero a la vez etérea y seductora, Mirta Mato es una Estela de lujo, con pasos de baile incluidos en busca de otros tiempos, y Guido D Albo, brillante en su papel de Estanislao, tiene la difícil tarea de arbitrar entre las dos hermanas/ mujeres con su pasado y su presente.
Alejandro Mateo y Cinthia Chomski han diseñado el dispositivo escénico escenográfico, con recursos simbólicos que permiten imaginarse Texas y con un gran minimalismo,lo mismo que el diseño de vestuario adecuado para acompañar la acción, el diseño de luces de Lucas Orchessi, genera los climas necesarios para la propuesta escénica y la producción musical y videos de Sergio Gómez son magníficos, donde no falta “El mago de Oz”.
Todos bajo la dirección de Pato Azor, una mirada minuciosa y puntual que sabe recrear una atmósfera de Williams logrando la potencialización en las actuaciones y el resto del equipo y la generación de climas que conmueven al espectador.
Una obra IMPERDIBLE!!!

Domingos 18 hs.
TEATRO DEL ABASTO
Humahuaca 3549

Tags:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *