Entre la fama y la soledad, se presenta una historia  de infortunios que por momentos da esperanza a una persona en crisis con su profesión y con sus relaciones. Una propuesta de tragicomedia de la directora Clara Picasso, quien encuadra la poca duración de la fama, y el terreno incierto que se debe atravesar en el mundo de la actuación. Un recorrido por la vida de una mujer joven y sus relaciones a partir de un salto a la fama. Por Rodrigo Fernandez Mallo.

Paula es una actriz que detiene un robo en un café, de forma totalmente accidental. Se hace relativamente famosa ,en las calles le piden fotos y las cámaras la persiguen durante un tiempo, pero ese momento de fama se va desvaneciendo. Una serie de eventos desafortunados invaden su vida, dónde la soledad y la búsqueda de reconocimiento forman parte de su contexto. Ella intenta sobrellevar una ruptura reciente y el mal pasar en su profesión, mientras atraviesa algunos vínculos que no son de gran apoyo en su vida.

La fotografía está muy bien lograda. Siempre siguiendo a la protagonista bien de cerca, mostrando su vida y jugando con diferentes tonos según el momento que transita Paula en la historia. Además se despliegan planos que mantienen siempre el foco en ella. El sonido ambiente acompaña también finamente la soledad de la actriz, donde los silencios de la protagonista otorgan veracidad a la construcción del personaje.

La historia durante los primeros cinco minutos toma una velocidad e intensidad muy acentuada y luego va disminuyendo a medida que avanza. Pero es una búsqueda intencionada, que intenta mostrar la difícil realidad que se puede vivir en el ambiente de la actuación y las desdichas que se van acrecentando en su vida. La escena final sintetiza el conflicto y las sensaciones que representan a Paula. Una metáfora entre las emociones y su vocación.

Con una gran actuación de Rosario Varela, Clara Picasso trae “La Protagonista” a la pantalla grande. Una película que se enfoca en un único personaje, en su vida e intenta mostrar una realidad adversa en el mundo del teatro. La fama como sinónimo de reconocimiento, símbolo de felicidad. En ningún momento el film le permite a Paula volver a sentir esa satisfacción que encontró durante su momento de fama, que fue un golpe de suerte en todo sentido.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *