Un caluroso noviembre finaliza con cuatro filmes argentinos para quedarse atrapado en el cine. Las producciones son: “Yo niña”, la infancia como transportador de imaginarios, “Vendrán lluvias suaves“, lo impredecible de la inocencia, “Unidad XV, la fuga“, una película basada en hechos reales con tintes dramáticos, “La cama“, refleja una pareja en plena disolución. Además el documental: “Los 120 la brigada del café“, con un ida y vuelta a Nicaragua. Por Florencia Fico 

“YO NIÑA”

La directora Natural Arpajou relata en base a una chica en un planeta cambiante y etéreo. En cartas no leídas descubre: destierros, confidencias e incoherencias.

La pequeña extraña, madura, infante, prueba decodificar lo que no comprende y halla el romance que está llevando señales para reencontrarse.

Los actores de esta ficción apta para mayores de 13 (con reservas) son: Esteban Lamothe, Andrea Carballo, Huenu Paz Paredes, Emiliano Carrazzone, Bimbo Godoy, Mariano Gonzalez yMarina Glezer. Asimismo dura 85 minutos

“VENDRÁN LLUVIAS SUAVES”

La ficción del director Iván Fund narra sobre una localidad de clase trabajadora. En los suburbios de un pueblo reducido de provincia, donde un conjunto de chicos confrontan el inicio de un raro acontecimiento que transforma a los mayores en “entes dormidos”.

Los pequeños de la región esperan entre desorientados y decididos el tiempo en que “todo vuelva a la realidad” y sus parientes se despabilen.

Las jornadas que pasarán entretenidos y en vigilia, no liberados de algún riesgo que manifestarán lo particular y encantador del mundo que residen.

La película es de 81 minutos y el elenco lo componen: Alma Bozzo Kloster, Simona Sieben, Florencia Canavesio, Emilia Izaguirre y Massimo Canavesio.

“UNIDAD XV, LA FUGA” 

El filme de Martín Desalvo ubica al espectador en 1957 mientras se desarrolla la Revolución Libertadora.

Además pone en foco cuatro dirigentes peronistas que fueron perseguidos y detenidos en la UNIDAD XV del penal de Río Gallegos.

La agrupación política de estos sujetos pone en peligro la alternativa de salida de la cárcel y aún más próxima la de ser asesinados aunque proponen escaparse.

La ficción de 105 minutos tiene como protagonistas a: Lautaro Delgado, Rafael Spregleburd, Diego Gentile y Carlos Belloso.

“LOS 120 LA BRIGADA DEL CAFÉ”

El documental de María Laura Vázquez es apta para todo público. Expone que en 1985 ciento veinte jóvenes miembros de la Federación Juvenil Comunista (la Fede) en Argentina elaboraron un viaje a Nicaragua.

Con la meta de hacer actividades de recopilación de café; para sostener la región de Nicaragua que ese encontraba en déficit financiera y represión militar fruto de los años de batallas frente fuerzas contrarrevolucionarias dirigidas por Estados Unidos.

En ese momento la nación argentina , la derecha conservadora, los medios de comunicación dominantes y las embajadas de países autoritarios atribuyeron al plan como perverso y confeccionaron una iniciativa para que el proyecto decayera.

Pero este trayecto se ejecutó y tuvo gran significado para las multitudes de éste grupo. Una aventura que les modificó la vida por la eternidad. Luego de 30 años cuatro de ellos determinan regresar a Nicaragua a pasear los lugares de ésta historia.

“LA CAMA”

La coproducción Argentina y Brasil dirigida por Mónica Lairana. Cuenta a través de los actores: Sandra Sandrini como Mabel y Alejo Mango como Jorge. Una ficción apta para mayores de 16 años. La pieza cinematográfica tiene una duración de 94 minutos. 

El argumento evidencia que los límites de un hogar son pensados como la distancia entre lo privado y lo accesible. Luego de esos muros aparecen las paredes de la vivencia personal y diaria que impacta, tuerce, calma, libera entre sus ocupantes.

Ahí están Jorge y Mabel, pasaron ya su mediana edad y 30 años de vivir juntos han resuelto separarse. En las últimas horas de convivencia como pareja y familia.

El espacio residencial se vendió y está la tarea de deshabitar la casa. Además conservar, quitar y previo de que los alcance el flete del traslado.

En ese amanecer Jorge y Mabel tienen sexo de múltiples formas, sin embargo es un fracaso.  Ambos finalizan en llanto y en lo que queda del día, anclados en la casa, ellos corren muebles, se alimentan, se higienizan, sonríen, empaquetan cosas, titubean, padecen, se vuelven a reír, lloriquean, encuentran al gato, se hacen un recreo con el perro y en éste péndulo de sus sentimientos se desprenden uno del otro.     

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *