AdolescenteCineComediaEstrellas del cineEstrenosInternacionalNetflixRomanticaTelevisión

Crítica de “Work It: Al ritmo de los sueños”

Persevera y triunfarás... No importa cuán difícil sea el camino.

La nueva comedia juvenil de Netflix se centra en una adolescente que necesita algo más que la perfección para entrar a la universidad de sus sueños.

 

La música tiene el poder de hacer mover los pies a cualquiera que permanezca pegado a la silla; genera momentos inolvidables y, sin duda, en una fiesta desata alegría y risas entre los presentes. Unido a coreografías pegadizas, la música que en algún momento nos acompañó, tiene el poder de ser bien recordada. Sin embargo, ¿esconde algún tipo de prejuicio el mundo de la danza? ¿puede un adolescente -considerado “nerds” en la cultura popular- ser un apasionado por el arte coreográfico? Claro que sí, todos podemos. Pero es cierto que durante la adolescencia, muchas veces las cosas que como adultos vemos como algo más, en esa etapa se tornan un gran desafío.

“Work It: Al ritmo de los sueños” protagonizada por Sabrina Carpenter y Jordan Fisher, y dirigida por Laura Terruso y producida por la cantante Alicia Keys, cuenta la historia de Quinn Ackerman, una adolescente con el mejor promedio de su clase y las mejores calificaciones, que quiere conseguir una vacante en la misma universidad de su padre pero al ser una chica “promedio”, debe aprender clases de danza y ganarse un lugar en el equipo de baile para dejar de ser la estudiante perfecta y obtener su preciado pase.

 

El film muestra a Quinn como una chica casi adicta al estudio y que busca su lugar en la Universidad Duke, sin embargo, hacer distintas labores como voluntaria o tocar el violonchelo no le garantiza su ingreso al establecimiento. Con lo cual, a pesar de que nunca estuvo interesada en la danza, su perseverancia es lo que le dará la llave para lograr su cometido.   

Una clásica comedia adolescente que combina el camino de superación y de esfuerzo con la historia romántica y casi típica de este tipo de películas rodeadas de “clichés”, pero que en este caso van entrelazadas a través de la música y de las coreografías. Casi podría decirse que todo el tiempo hay secuencias musicales que van acompañadas de la trama y con cada uno de los personajes pero que en ningún momento cae o deja de tener sentido.

Puede ser que sea algo más de lo mismo que ya existe o tal vez no tenga algo que la diferencie de otras de su mismo género, pero quizá “Work It” llegó en el momento indicado, donde lo único que nos rodea hoy es drama, tristeza y pérdida; y esta cinta con sus movimientos sincronizados, jóvenes divertidos y música simpática y variada, logra sacar al espectador más de una sonrisa, e incluso, contagiar las ganas de bailar sin tapujos al que nunca lo hace, como le sucede a nuestra protagonista.

En otras palabras, esta película viene a mostrarnos que siempre es posible romper con nuestros propios moldes para conseguir lo que queremos.

 

CRITICA: "WORK IT"

Actuación
Arte
Fotografía
Guión
Musica

La película cumple con las expectativas que propone: mostrar al espectador que a veces tenemos que romper nuestros propios moldes para conseguir lo que queremos.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar