CineCriticaEstrenosNetflix

Crítica de “Pienso en el final” de Charlie Kaufman

El paso del tiempo, un oscuro reflejo con forma de mujer.

Con gran expectativa llega a la plataforma Netflix, la película basada en la novela que lleva su mismo nombre, con adaptación y dirección de Charlie Kaufman; en su tercera y esperada obra como director. En “Pienso en el final” se encuentra una impecable realización con excelentes actuaciones y tan sólo desarrollada en pocas locaciones.

Pienso en el final”, que se estrena este jueves 4 de septiembre por la plataforma Netflix, es una de esas cintas que invita al espectador a ser parte de la historia: hay que ver más allá de lo que muestra, hay que detenerse en cada detalle, en cada silencio, en cada expresión; y así se podrá entrar al mundo surrealista de Charlie Kaufman para entender esta obra, difícil de describir y decodificar, pero magnífica en lo que dice y en lo que calla, y sobre todo, en el trasfondo profundo que invita a interpretar.

¿De qué va la película? Lucy (Jessie Buckley) y Jake (Jesse Plemons), una joven pareja, viajan en auto a conocer a los padres de él. Durante todo el trayecto hasta llegar a la casa familiar, ella piensa en sí debería terminar su noviazgo o tomarse más tiempo para conocerlo; a pesar de que a veces siente que se conocen desde hace “una eternidad”, en vez de unas pocas semanas.

Por momentos, el viaje se torna tenso, tedioso, hasta incluso claustrofóbico. Metafóricamente, el frío que emana de la carretera cubierta de nieve parece inmiscuirse en el interior del vehículo. Todo el trayecto continúa con la misma sombría y apática forma de relacionarse, aunque por instantes Lucy y Jake tienen una extraña conexión poética, que los trasciende y los une. No obstante, todas las dudas que Lucy siente terminan resolviéndose cuando conoce la casa donde vivió Jake y a los padres de su nuevo novio (Toni Collette y David Thewlis): el pasado y el futuro se conjugan en una misma dirección; se haga lo que se haga, todo termina de la misma forma. Entonces, ¿puede Lucy escoger otro camino que el que ya tiene predeterminado?

La película está basada en la novela que lleva el mismo nombre, I’m thinking of ending things (Pienso en el final) del autor canadiense Ian Reid, originalmente publicada en el 2016. Su adaptación y dirección estuvo a cargo del magnífico, Charlie Kaufman, reconocido por su característico sello basado en la literatura y teatro surrealista; formación signada desde temprana edad. Su labor como guionista se vislumbra en películas como “¿Quieres ser John Malkovich?” (1999); “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos” (2004) y “Anomalisa” (2015), entre otras. En tanto, luego de muchos años Kaufman tuvo la posibilidad no sólo de adaptar la novela de Reid, sino también de realizar su tercera dirección en un film, y no dudo en pergeñar los hilos de la historia con su impronta tan particular.  

La parte actoral está impecablemente resuelta por la actriz irlandesa Jessie Buckley, conocida por su rol en la serie de televisión “Taboo”; y el actor estadounidense Jesse Plemons, que recientemente actuó en “El irlandés” y “El Camino: A Breaking Bad Movie”. Los acompañan con gran solvencia Toni Collette y David Thewlis.

En una entrevista para la revista Total film, su realizador, Kaufman, contó que tenía la idea de contar algo relativamente sencillo y usando pocas locaciones. En verdad, algo particular de “Pienso en el final” son los pocos ambientes donde transcurre toda la película: la granja, el vehículo y la escuela. Esta última que aparece sin ninguna aparente conexión durante todo el film, al final termina siendo el encuadre perfecto para una narración imperfecta. 

En cuanto a la fotografía y el montaje de la película, el trabajo está bien logrado; a la altura de lo que un realizador como Kaufman tiene en mente.

Con respecto a la musicalización, esta sólo aparece en determinadas escenas de la película, diríamos que lo justo y necesario para acompañar determinados momentos de tensión y sorpresa. Recién, casi al final, la música y la danza se vuelven protagonistas impensadas.

La película dura un poco más de dos horas, y este puede observarse como un punto en contra, ya que claramente bien podría resolverse en menos tiempo; sobre todo teniendo en cuenta la tensión y atención que logra captar del espectador en los primeros 60 minutos del largometraje.

Pienso en el final” es una película surrealista que toca un tema profundo del cual nadie escapa; con definitivamente una impecable realización, actuación y adaptación del libro original.

Crítica de “Pienso en el final” de Charlie Kaufman

Dirección
Montaje
Arte y Fotografía
Música
Actuación

La película está basada en la novela que lleva el mismo nombre, del autor canadiense Ian Reid. Su adaptación y dirección estuvo a cargo del magnífico, Charlie Kaufman, quien evidentemente introdujo en el film su formación surrealista desde temprana edad. "Pienso en el final" invita al espectador a ser parte de la historia: hay que ver más allá de lo que muestra, hay que detenerse en cada detalle, en cada silencio, en cada expresión.

User Rating: 5 ( 1 votes)
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios