AcciónAdelantosCineCriticaDramaEstrenosInternacional

Crítica de “1917” de Sam Mendes

La guerra en primera persona.

El director de “Belleza Americana” nos trae una novedosa película de guerra llena de acción, dramatismo y momentos heroicos propios del género. Por Bruno Calabrese.  

Ambientada en finales de la Primera Guerra Mundial, la premisa del film es sencilla pero efectiva: dos soldados ingleses deben llegar a avisarle a una tropa que no avancen hacia una trinchera abandonada por soldados alemanes, ya que es una trampa para armarles una emboscada. Con ese simple argumento, el cuál se explica en los primeros minutos de la película. A partir de ahí nos veremos inmersos en una tremenda historia de suspenso, vertigo y emotividad sobre la lucha de los dos soldados por sobrevivir.

El documental “Jamás llegarán a viejo” de Peter Jackson, donde se recolectaron imágenes de archivo del conflicto bélico y se le agregó testimonios de protagonistas de la guerra,  pudo plasmar en pantalla las sensaciones que fueron teniendo los soldados a medida que transcurrían los cuatro años que duró. Las enfermedades, el malestar físico y psicológico, los olores a podrido de los cuerpos en descomposición que quedaban en el campo de batalla. Similar a lo descripto por Eric María Remarque en el libro “Sin Novedad en el Frente”. Todo ese proceso también está presente en “1917”, dando como resultado una fusión de ambos relatos, en donde no se priva de las escenas fuertes, como tampoco de mostrar momentos desagradables.

Se sabe que la primera guerra mundial se caracterizó por ser una batalla de trincheras. Eso le sirvió al director como excusa para armar un laberínto, cuyo despliegue visual y manejo de cámara le imprimen al film un vértigo mayúsculo, similar a estar frente al juego “Call of duty”. En las escenas de acción y suspenso, Sam Mendes nos deja sin respiro pero no nos agobia, cada tanto nos da descanso, con diálogos reflexivos sobre la guerra y sobre la condición humana. 

Las actuaciónes de la dupla principal acompañan satisfactoriamente, sobre todo Dean Charles-Chapman, el comandante Blake (reconocible por su papel de Tommen Barateon en Game of Thrones), a quien lo persigue un interés vincular por llegar a destino, ya que su hermano se encuentra en la tropa que está por se emboscada. Acompaña a Blake en el cometido el cabo Schofield, interpretado por George MacKay, (el hijo mayor de Viggo Mortensen en “Capitán Fantástico), sobreviviente de la sangrienta Batalla del Somme, en la cual perdieron la vida más de un millón de hombres de ambos bandos. Este cobrará protagonismo a partir de la mitad de la película, al caer sobre el todo el peso de la película. 

En base a la puesta en escena y a una brillante dirección, “1917” mantiene asfixiado al espectador, lo introduce en un espiral de violencia  y angustia. Es una película de supervivencia, dónde el tiempo juega un rol fundamental, donde la duración de la película es solo una porción ínfima dentro de los cuatro años que duró el conflicto pero se sufre, se hace carne y nos lleva a vivenciar en primera persona la guerra por dentro. Un film que no se queda solo en la majestuosidad visual que significa estar contada como si fuera un único plano secuencia, también tiene buenas ideas narrativas y una intensa carga dramática.

Puntaje: 100/100.

Actuación - 100%
Arte - 100%
Guión - 100%
Fotografía - 100%
Música - 100%

100%

Un vertiginoso relato bélico lleno de acción y drama.

User Rating: 3.55 ( 2 votes)
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios