Ciencia ficciónCineCriticaDramaEstrenosInternacionalRandomSala Leopoldo Lugones

“Crímenes del futuro” de David Cronenberg. Crítica.

Un estreno de una única sala.

Hoy, jueves 14 de julio, se estrena únicamente en la sala Lugones de la Ciudad autónoma de Buenos Aires la última película dirigida por David Cronenberg. “Crímenes del Futuro”, formó parte de la Sección Oficial de largometrajes a concurso del Festival de Cannes. Además cuenta con grandes nombres en su reparto, como: Viggo Mortensen, Léa Seydoux, Kristen Stewart. Laureles, nombres y prestigio que no parecieran cortar los suficientes tickets como para llegar a más de una sala en todo el país. 

Pero a no asustarse, para quienes no puedan asistir a algunas de las pocas funciones disponibles, (digamos la gran mayoría de las personas) MUBI tiene la solución. El módico estreno es gracias a los esfuerzos de la plataforma de streaming con curaduría, quienes entienden que por más que en algunos días puedas verla en su catálogo, esta es una experiencia para ver en la pantalla más grande que puedas. 

En un futuro donde los seres humanos se adaptan a condiciones artificiales, comienzan a desarrollar extrañas mutaciones a nivel corporal. Nuevos órganos se gestan dentro de Saul, pero con la ayuda de Caprice lo logran capitalizar realizando las operaciones como si fueran performances artísticas. Queriendo hacer uso de la fama de dichos artistas, un grupo de personas que pretende llevar la evolución humana al próximo nivel, se aproxima a ellos en busca de ayuda. 

El primer elemento que cautiva de este audiovisual, es la vuelta de Cronenberg a sus raíces. Retomar el cuerpo como núcleo de su filmografía, transformarlo hasta límites desconocidos, para luego mostrar en detalle. Demostrando que lo horroroso no tiene porque venir de una dimensión desconocida o del espacio interior. Puede estar adentro nuestro, junto a nuestras entrañas, luchando constantemente por salir de la corporeidad que lo contiene. 

Al mismo tiempo, dentro del audiovisual, los cuerpos mutilados son utilizados con la intención de expandir los conceptos que el director entiende pertinentes en este momento. Uno de ellos es la figura del arte. Ya que las personas mutadas, son expuestos tanto como obras de arte, al igual que artistas. Mientras más extrañeza, deformación o perturbación, mayor será la atención del público. Una pulsión morbosa, que se encuentra a la orden del día. 

Lo cual crea una autopista de doble mano. Dentro de la cual, el espectador de la sala por momentos puede reflejarse en esas personas que presencian cómo Caprice retira un órgano tatuado del interior de Saul. Cronenberg pareciera hacer una crítica al mundo del arte, empero atenta al mismo tiempo contra el público que mira sus películas. Al igual que los performers, sabe que la cantidad de cosas asquerosas que entren en cuadro será proporcional a la atención y admiración de quienes miran sus producciones.

Por otro lado tenemos una faceta ambientalista. Un porcentaje de esta población se somete a una cirugía que los hace capaces de alimentarse únicamente de plástico. Con la finalidad de poder hacer algo con todos los desperdicios que genera esta sociedad hiper industrializada. Algo similar nos sucede a nosotros en la actualidad, cuando ingerimos los microplásticos que cada vez más son moneda corriente en nuestros alimentos. Aunque a diferencia de estos personajes, nosotros ni la naturaleza puede digerirlos.

Siempre se celebra una nueva película de David Cronenberg, en mayor medida cuando sabemos que traerá todos sus viejos juguetes para jugar. Pero en este caso pareciera que nos quedamos con gusto a poco, con la sensación de que algo más podría haber sucedido. Las temáticas se escriben con trazo grueso y no pareciera ahondar mucho en ninguna. Algo lejos de sus obras culmines, no deja de situarse como un cine de nicho y difícil de vender. Lo suficiente como para casi no tener estreno comercial en salas. 

Calificación.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Siempre se celebra una nueva película de David Cronenberg, en mayor medida cuando sabemos que traerá todos sus viejos juguetes para jugar. Pero en este caso pareciera que nos quedamos con gusto a poco, con la sensación de que algo más podría haber sucedido. Las temáticas se escriben con trazo grueso y no pareciera ahondar mucho en ninguna. Algo lejos de sus obras culmines, no deja de situarse como un cine de nicho y difícil de vender. Lo suficiente como para casi no tener estreno comercial en salas. 

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar