La directora argentina Mercedes Farriols de la película comenzó el evento en el auditorio con luces apagadas. Sólo se puede ver una gran alfombra con almohadones algunos con crayones, bolsas de madera y telas para hacer un antifaz. Aunque parezca que es para uno mismo, se lo dan a otro y debe ver su proyección cinematográfica con él. Al inicio de la obra ella propone meditación, té con pimienta y frutos secos. Por. Florencia Fico.

Farriols comenta: “Estrené Olga Victoria Olga y Cuatro dos tres uno de manera convencional y después me fui con inside outside a Cannes y bueno la obra fue apreciada como una obra de arte. Bueno como viste cuatro tras cuadro. Y entonces en ese momento me di cuenta que la buena noticia es que es como ver una exposición de cuadros por la mirada, por la foto, por la naturaleza. Y la mala es que estoy out industry entonces a partir de ser un ser resiliente sentí que tenía que hacer algo vivencial”.

Hace siete años que elabora todos sus filmes donde se pueda interactuar con la pantalla. Para la artista social  hoy la comunidad  está tan incomunicada – mira un celular- , y  pueden verse tantas películas, tres a la vez en distintas pantallas una en la tablet, celular y televisión.

“Esto es irremplazable, claro lo que ocurre lo espontáneo, por supuesto que tiene una logística que estamos siempre mejorando. Hoy hicimos cosas nuevas que no hicimos en el estreno pero la cosa es lo que ocurre, no es lo mismo si hay gente de cierta edad, gente que se mueve, gente que dibuja gente que no, gente que se pone la máscara algunas que no, gente que no se la quiere sacar. Y también respirar juntos que es lo que hacemos todos siempre, es lo único que hacemos todos juntos siempre sin ninguna diferencia”, destaca Farriols también guionista del filme.

Mercedes demuesta que la excusa de la mujer obesa, es un ser discriminado y con mucho peso encima por su propio peso.  Es una metáfora porque no es simplemente ese cuerpo, es simplemente un símbolo que fue tratado con mucha belleza, cuidado y  cariño.

“Representa todo lo que tenemos encima los mandatos, los tabúes, la mátrix todo lo que nos pesa. Yo hoy empecé de a poco romperme la máscara. Era como no podía que no están fácil, porque decidís bueno voy a sacarme esta máscara. Pero le cuesta tanto al personaje, nos cuesta tanto a todos no, todo el tiempo. Que me parece que es el símbolo de lo que no podemos hacer de lo que no podemos obviar de lo que no podemos decir”, dice la autora.

Ella ha visto gente modificarse tanto que vienen y le confiesan que empezaron terapia, divorcios, que cambiaron de trabajo. “Porque no sabes dónde podes tener un pequeño inside”, argumenta Mercedes.

Las razones para ver el filme según la directora son:  escuchar algo distinto, su perspectiva diferencial y la narrativa poética.

“Yo me sentí bastante fuera del tiempo y nací acá, por eso mí cine gusta mucho en la India, Egipto, Israel, en otros lugares donde hay otras cabezas no digo ni mejores ni peores, pero se ve que yo entre ahí pero ahora yo siento que acá. Vos sabes que yo hice Olga Victoria Olga en el 2006 y cuando la estrené acá me hicieron pelota”, reflexiona Mercedes sobre sus éxitos y obstáculos.

Ella venía de ganar todos lo premios en Oriente y Medio Oriente. Y entiende que Olga Victoria Olga, hoy se comprende trece años después, en aquel filme hablaba de los ancestros familiares.

“Cada vez soy más minimalista en cuanto a la palabra. Años atrás hice películas con 100.000 palabras y ésta película tiene 3 canciones”, opina sobre la construcción de Cotrastes extirpando máscaras.

Es una historia de amor cuando ella logra quitarse lo exterior, llega a enamorarse y ella encuentra ese romance que también puede ser un guiño lo dicen las canciones del cerebro: la parte derecha e izquierda, como la mugre del cerebro.

“Puede ser un flash, un parpadeo de la mente,  yo creo que la síntesis es lo más bello es esta historia de amor que ocurre entre ellos y bueno tampoco los quería hacer hablar. El otro día del estreno alguien dijo estaba esperando que se dieran el beso, pero hay otros besos, las caricias de los pies, el agua, las manos, la arena y bueno creo que el misterio que le da eso. Me imaginé que eran dos personas que se están diciendo algo profundo de ellos mismos. Al otro, por eso tienen esa carta, se hablan de algo misterioso” concluye la directora.

Victor Zevi es artista plástico y también se refirió a su trabajo en la película diseñando las máscaras aunque él las fabrica con una técnica y un material determinado que es la cartapesta. En la película no se hicieron con ese componente, ni con esa modalidad. La única indicación de Mercedes fue que tuvo que seguir concretamente fue el cerebro.
“Todas las máscaras que yo hice para la película ninguna supe digamos inicialmente que resultado iban a generar. Pero después terminado todo el proceso aparecieron como estados de ánimo de los personajes”, describe Zevi.

Victor hace un molde en arcilla primero lo deja secar y posteriormente le pone papel al sellarse. En la película hay escenas que están filmadas adentro de la máscara. Ese es el truco pueden romperse máscaras de los otros. Víctor Zevi trabaja en teatro y participa de la música en los vientos: clarinete y armónica.

La actriz Eva Preuss  es la protagonista de la película “Contrastes extirpando máscaras”.  Su personaje es “Selva”, y es basicamente es es una experiencia en la selva atravesando distintas etapas, facciones, aristas de su vida la cual va atravesando distintas máscaras va viendo contrapuntos, entre Selva y su madre, su yo niña, y asi poco a poco pasa por el amor; y lograron de una vez por todas romper la máscara y ser más natural, más ella.

“Para mí ha sido una experiencia bastante interesante, intensa y fuerte. Porque bueno suelo tener una personalidad mas extrovertida y la verdad esta película ha sido para mí un total descubrimiento desde otro espacio donde Mercedes conoce y descubre, estar semanas juntándonos, pensando el personaje. Mercedes con su guión y con todo el camino que hemos establecido juntas. Reunirme desde ese espacio en una dirección actoral de mucha espiritualidad,cuidado y respeto. Mercedes me ha acompañado en cada momento para sentir confianza en ella, yo entregarme y ella dirigirme. Lo que hace que esto sea algo mágico, transformador y muy profundo”, manifiesta Eva sobre el tratamiento de su interpretación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *