CriticaFestival Internacional de Cine de Mar del PlataLatinoamericanas

“Chico ventana también quisiera tener un submarino” de Alex Piperno. Crítica

Es la ópera prima del director uruguayo.

Los films de extenso título parecieran revelar mucho más que sus compañeros que supieron condensar su nombre en pocas palabras. Como sucede con Chico ventana también quisiera tener un submarino de Alex Piperno. Participante de la competencia latinoamericana del Festival Internacional de Cine de Mar del Plata, con un tono fantástico logra un incómodo contraste de clases sociales a nivel mundial.  

Chico trabaja de peón en un crucero que lleva personas adineradas a pasear por la Patagonia argentina. En sus ratos libres y para escapar de sus labores, investiga el barco. Encuentra una puerta que conecta con un departamento en Uruguay habitado por una mujer. En simultáneo, en una aldea perdida en el bosque filipino, unos campesinos descubren una extraña garita. Ellos aun no lo saben pero también puede transportarlos dentro del crucero. 

¿Qué tienen en común estos lugares? Nada. El crucero como nexo entre tres puntos alejados del mundo, único como por una línea de lápiz trazada en un globo terráqueo. Cada uno de sus habitantes aprende a convivir con la extrañeza de forma distinta. Los filipinos ven en la garita algo sobrenatural, por lo tanto ellos no pueden hacer nada al respecto, ellos sólo actúan sobre el mundo material. Así pues buscarán la ayuda de sus dioses, los cuales poseen la jurisdicción sobre todo lo ajeno al mundo terrenal. No así los demás viajeros, pertenecientes a otras clases sociales aparentemente más ilustradas, quienes aceptan todo con mayor naturalidad y lo convierten en parte de su cotidianeidad. 

Tanto los personajes como el espectador jamás saben qué encontrarán detrás de cada puerta, haciendo que la narrativa sea una continua incertidumbre o un mar de sorpresas. Generando a su vez más preguntas que respuestas, el audiovisual le pide al espectador que sea como la habitante del departamento uruguayo y acepte esta fantasía tal cual es, ya que no pretende, ni intenta en ningún momento, brindar algún tipo de respuesta o explicación de lo sucedido. 

Chico ventana también quisiera tener un submarino de Alex Piperno, posee algunas reminiscencias a películas como Coherence o Primer; convirtiéndose esto en una virtud para la producción. Un viaje lleno de ida y venidas por el mundo, donde el pasaje es una prudente crítica a las clases sociales. 

Calificación

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

Chico ventana también quisiera tener un submarino de Alex Piperno posee algunas reminiscencias a películas como Coherence o Primer. Convirtiéndose esto en una virtud para la producción. Un viaje lleno de ida y venidas por el mundo, donde el pasaje es una prudente crítica a las clases sociales. 

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar