Quinientas mujeres llegan cada fin de semana al pequeño pueblo de Sierra Chica para visitar a los presos del complejo penitenciario. Por Bruno Calabrese.

Ubicado a 12 kms. de Olavarría y a 350 kms de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el penal de Sierra Chica alberga a unos 3000 presos, distribuidos en tres unidades. La unidad Nº2, de máxima seguridad, la Nº 38 de régimen semiabierto y la Nº 27 de régimen abierto. Es una de las cárceles más famosas del país. Gracias a esa fama ha sido material de varias películas. En 1929, el director Julio Irigoyen realizó un documental sin sonido llamado Sierra Chica con imágenes de la cárcel y de la vida de los internos. Años después las recicló para el film sonoro Sierra Chica de 1938. En 2014 el director Jaime Lozano estrenó la película Motín de Sierra Chica. Relatando los hechos que sucedieron en el sangriento motín ocurrido en las Pascuas del año 1996, donde murieron 9 reclusos, luego de 8 días de levantamiento.

A diferencia de los films anteriores, en esta película no es el penal ni los reclusos los protagonistas. El director decide contar la historia de las casi quinientas mujeres (Abuelas, madres, esposas e hijas) que llegan cada fin de semana a visitar a los presos. Desde antes del amanecer vemos como arriban a una calle totalmente descuidada, con montañas de basura en las esquinas, perros vagabundos dando vuelta. Todas esperan para ingresar. El punto de encuentro es el almacén, cuyo dueño es solidario con ellas. Ayuda para que dejen sus bolsos, les prepara viandas y les hace cargas de celulares. Porque más allá de mostrarnos la lealtad de esas mujeres el director hace foco en las redes de solidaridad que se tejen a través de ellas.

La misma solidaridad que demuestra Bibi, quien vino se vino a vivir de Santa Fe a una humilde casa de Sierra Chica para estar mas cerca de su esposo. Más allá de las carencias y falta de espacio, ella da hospedaje a otras mujeres que vienen de diversos lugares. Dentro de la pensión encontramos a las veteranas, que se las saben todas, y las novatas, que no saben como manejar la situación. Entre ellas se aconsejan, se acompañan y se cuidan entre ellas. Esto logra que, sin importar la lluvia, el frío invernal ni la angustia propia de la situación ellas siempre estén ahí.

Con una cámara atenta a cada situación y sin entrometerse en la rutina, la película visibiliza una realidad en la que nadie hace foco a la hora de hablar de la población carcelaria. La de esas mujeres leales, valientes, que día a día le ponen el pecho a una situación triste; que ellas no buscaron y que las mantiene atrapadas a pesar de estar en libertad.

Puntaje: 80/100.

Funciones: Jueves 6/6 al Miércoles 12/6 12.15hs – 19.00hs en el Cine Gaumont – Avda Rivadavia 1635 – CABA

Jueves 6/6 19.00hs y Sábado 8/6 21.30 hs – Centro Cultural Leonardo Favio – RBuenos Aires 55 – Río Cuaro, Córdoba.

Sin confirmar horarios pero con exhibición confirmada, en las siguientes salas:

  • CAPEC – Tilcara, Jujuy.
  • Cine París – Olavarría.
  • Cine Bolivar – Bolivar.
  • Cine Gama – Viedma.
  • La Nave – Mendoza.
  • Teatriz – Mar del Plata.
  • CC Recoleta – CABA.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *