AdelantosCineCriticaEstrenosRandom

Aflora una nueva mujer fuera de la “familia perfecta” .Crítica de “Azul el mar”

Un filme que conceptualiza las tensiones de manera sensorial a través de la naturaleza

La película dramática “Azul el mar” trae el balneario marplatense como vía de acceso a una historia que reaviva interrogantes, cuando las cosas no  andan bien en una pareja. La protagonista Lola, en la piel de la actriz Umbra Colombo, transita múltiples matices sentimentales, en tiempos de ruptura matrimonial.Por. Florencia Fico.

El argumento de la película “Azul el mar” relata la tristeza que sujeta a una mujer al pasar una crisis matrimonial tan profunda que no puede comunicarlo. Recuerda con emoción el pasado, sus hijos eran chicos, y la pasión con su esposo era un combustible necesario.

La dirección y el guion estuvo en manos de Sabrina Moreno. En torno a la realización se concretó un drama rico en condimentos de road movie y un registro conceptual de los climas con las relaciones en tensión. Sobre la narrativa de Moreno emplea dos lineas de tiempo para exhibir presente y el ayer.

Asimismo, delinea una ambientación en la época de los 90 que empatiza con los estilos de vida del momento y los modos de conducta de un tiempo; aunque con una subtitulada crítica. Desde un diario local las noticias mostraban una sociedad en plena dificultad económica por la convertibilidad, el asesinato a una mujer en nochebuena como guiño solapado del femicidio, el éxito del fútbol y la presentación de la banda de rock Rolling Stones son esa comunidad que busca distraerse de la realidad cruenta.

La película desarrolla la imagen de familia, el rol de la mujer y el hombre. Ellas condicionadas a lo doméstico y la doble función como amas de casa y trabajadoras en sus profesiones. El mandato del cuidado de los hijos donde los padres sólo intervienen como proveedores y las madres soportan todo el peso de protegerlos. Ellos manejan las posibilidades de las mujeres en ampliar o acotar sus espacios laborales. La demanda de sexo sin tener el cuenta los deseo del otro y la repetición de valores patriarcales. La familia en apariencia perfecta pero bajo la alfombra se esconde una rutinaria falsedad. Los cambios de edad de los hijos que imponen sus intereses por sobre los de los padres y los efectos de una vida que a los niños los hace notar esa atmósfera de separación en sus padres, distanciamiento y el abandono a ellos.

En la musicialización Alejandro Di Rienzo, Arturo Escudero usan pianos,  brindan la sensación de intriga, depresión, dolor, enfado y pizcas de ternura. Y la instrumentación de la canción “Ella también” del compositor argentino Luis Alberto Spinetta expone ese momento fragmentado de la familia. El escucharse a sí misma de Lola. Hacer caso a su empoderamiento naciente. El querer aspirar a más en su oficio como médica. Vislumbrar el divorcio tan alejado para esa época.

Festival Internacional de Cine de Mar del Plata

La conexión con la naturaleza la libera, la hace emocionarse, agitarse  y dejarse llevar por las olas, oír el viento expone su estado de aturdimiento, el bosque como escondite de los pensamientos y el agua que reclama su presencia. Su agotamiento, en un matrimonio sin futuro.

El encargado de fotografía Sebastián Ferrero utiliza los fundidos como una seguidilla de escenas que arman un rompecabezas de las desilusiones y ensoñaciones de Lola. El uso de blanco y negro en el mar. A la par evidenciar todos los movimientos de el agua en: su fuerza, la llegada a la costa, el ida y vuelta en tomas fijas, los juegos de figura y fondo, dan un esquema zigzagueante de los estados de emocionales de Lola, su marido y la familia.

Azul el mar: La película cordobesa que cuestiona los roles familiares

El elenco lo encabeza la actriz Umbra Colombo como Lola, propone una mujer culta, enigmática, sensible, combativa y con un manejo gestual que deslumbra. Su esposo en la ficción Beto Bernuez interpreta a Ricardo con un carácter bastante conservador y controlador. El reparto joven de Martina Depascual Fernández como Cecilia la hija mayor del matrimonio expone su porte rebelde y contestatario, su hermana Belén por Margarita Garelik le agrega diversión. Asimismo sucede con los intérpretes Nehuén Fritz y Juan Cruz Solis también hijos de Lola.

La película provoca la discusión sobre los vínculos matrimoniales. La naturaleza como metáfora es un despertador de la reunión familiar y los desencuentros de la pareja. La ópera prima de Sabrina Moreno expone un drama íntimo, provocador y con mucha tela para el debate interno de las relaciones y la posición de la mujer hambrienta de otro destino.

Puntaje:80

Dirección
Fotografía
Música
Reparto
Guion

La película provoca la discusión sobre los vínculos matrimoniales. La naturaleza como metáfora es un despertador de la reunión familiar y los desencuentros de la pareja. La ópera prima de Sabrina Moreno expone un drama íntimo, provocador y con mucha tela para el debate interno de las relaciones y la posición de la mujer hambrienta de otro destino.

User Rating: 4.68 ( 2 votes)
Mostrar más

Florencia Fico

Licenciada en Periodismo. Especializada en rubros como: cultura, televisión, científico e investigación. Asistente de Cátedra en Arte y Estética UNDAV. Miembro del Club de Graduados. Redactora en Revista Combativas.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también

Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios