CineCriticaDramaEstrenosFestival Internacional de Cine de Mar del PlataInternacionalRandom

“Vortex” de Gaspar Noe. Crítica. La única certeza es la muerte.

La película más “apta” para todo el público del director y a su vez una de las más crudas.

La película de apertura del 36º Festival internacional de cine de Mar del plata, tiene como protagonista al pintor “Yuyo” Noé. Su hijo Gaspar Noé vino a acompañarlo en el evento y de paso trajo su última película para que su padre la pueda ver en el cine. “Vortex”, como aclara su director antes de la proyección, fue realizada en muy poco tiempo en plena pandemia. Cuenta además con la participación protagónica de una eminencia del cine italiano como Dario Argento.

En un tono mucho más intimista que la mayoría de su filmografía, pero no por eso menos crudo, Noé se centra en los últimos días de una pareja mayor. Ella con un avanzado caso de Alzheimer y él con una grave condición cardíaca. Sin mediaciones se aborda aquí el fin de la vida. La única certeza que poseemos desde que nacemos es saber que alguna moriremos.  

Como en muchas de sus películas, presenciamos aquí una búsqueda de diferenciación en las formas y el contenido. Utilizando la técnica de pantalla dividida, cada personaje posee constantemente la mitad de la pantalla para el solo. Si bien no es una técnica innovadora, aquí le aporta a la narrativa una carga simbólica, no es un mero atractivo estético. Demostrando como cada parte de la pareja puede habitar su propio mundo aun cuando se encuentran dentro de la misma casa. Cada perspectiva o cada rincón de la casa toma una nueva forma dependiendo de quien lo transite. 

Si a Anthony Hopkins le dieron el Oscar por su performance en “The Father”, a Françoise Lebrun deberían darle mínimamente cuatro galardones similares. Su interpretación, teniendo constantemente una cámara que capta todo lo que hace, es extraordinaria. Por su parte el icónico director Dario Argento no se queda atrás, brindando uno de los mejores ataques cardíacos de la historia del cine. 

La crudeza con la que se representa el final de la vida de estos personajes solo es superada por la realidad misma. Gaspar Noé nos sumerge en la cotidianidad de estos personajes y consigue emocionar por momentos hasta las lágrimas. En “Vortex”, ya no nos sentimos seguros en nuestros asientos mirando la pantalla sabiendo que nada nos pasará, como sucede en otras películas de Gaspar. En la vida, el final de los días es para todos, no discrimina y cada respiración nos acerca más a él. Sin duda una de las películas más impactantes del director franco-argentino.

Calificación.

Dirección
Montaje
Arte y Fotografia
Música
Actuación

La crudeza con la que se representa el final de la vida de estos personajes solo es superada por la realidad misma. Gaspar Noé nos sumerge en la cotidianidad de estos personajes y consigue emocionar por momentos hasta las lágrimas. En “Vortex”, ya no nos sentimos seguros en nuestros asientos mirando la pantalla sabiendo que nada nos pasará, como sucede en otras películas de Gaspar. En la vida, el final de los días es para todos, no discrimina y cada respiración nos acerca más a él. Sin duda una de las películas más impactantes del director franco-argentino.

User Rating: Be the first one !
Etiquetas
Mostrar más

Francisco Mendes Moas

Estudio, hago y escribo sobre cine. Mi relación con el séptimo arte siempre peligra con convertirse en una peligrosa adicción.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar