AdolescenteEstrenosInternacionalNetflixSeries

13 Reasons Why estrenó su cuarta y ultima temporada

La popular tira de netflix regreso para darle un cierre a la polémica historia de Hannah Baker y sus amigos

13 Reasons Why (Por Trece Razones) producida por Selena Gomez, adaptado por Brian Yorkey a partir de de la novela homónima de de Jay Asher, es una serie de drama juvenil que comenzó con una inspiración noble, pero lentamente tanto su objetivo como su argumento se fueron enturbiando hasta quedar prácticamente irreconocibles. La temporada uno que es la más fiel a la novela original se centraba en el suicidio de Hannah Baker, una adolescente recién llegada a la escuela pública Liberty para cursar la escuela secundaria, sin embargo su vida sería truncada por diferente factores.

En un inicio, la serie quería visibilizar crudamente los efectos del bullying en los jóvenes más frágiles de la sociedad y víctimas de la escasa atención escolar. Combinado con una sociedad americana abiertamente machista y el ventajismo de la clase alta, la ficción lograba retratar como la joven Hanna fue apagando su intención de vivir, siendo sofocada por su entorno y su propia sensibilidad. Por el contrario a partir de las temporadas siguientes, el rumbo de la serie biro hacia un misterio policial con tintes dramáticos muy poco logrados.

Si bien la producción y caracterización, junto con la fotografía y el detalle fino de la tira nunca fueron perfectos, en pos de caracterizar un problema social a veces desestimado en una plataforma mundial y en primera plana como lo es el acoso escolar y el abuso femenino entre otros, los varios errores podían ser perdonados. No obstante cuando la serie recicla sus propios recursos de forma tan chabacana para sostener la popularidad de la tira, la intención primera se pierde totalmente volviéndose una ficción ridícula con personajes y situaciones de poco sustento y correlación con las bases de las que se partió.

La temporada cuatro (y por suerte la final), nos muestra el cast de adolescentes consternados y paranoicos en su último año de secundario, tratando de cubrir su espaldas y habiendo cometido ya en muchos casos crímenes igual de perversos que el de su eterno enemigo asesinado en la temporada anterior, Bryce Walker. El protagonista Clay Jensen nuevamente oscila entre la cordura y la locura haciendo el papel de antihéroe sufrido sin ninguna razón aparente, y el resto del cast simplemente se dedica a cosechar y revivir relaciones precoces y tóxicas en un sin fin de idas y vueltas. Las predicciones de esta última entrega no ofrecen ningún incentivo positivo, solo quizás el personaje de Winston Williams con intenciones de destruir al grupo protagónico en busca de venganza por su amor perdido. 

Etiquetas
Mostrar más

Lucas Ritchie

Licenciado en Relaciones Laborales, aficionado a la cultura japonesa, series y anime.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar

Bloqueador de anuncios detectado

Por favor, considere ayudarnos desactivando su bloqueador de anuncios